03 Abr

¡Que más se puede pedir, Virgen de la Soledad!

¡Que más se puede pedir, Virgen de la Soledad!

¿Cuánta es la devoción que tenemos hacia usted, madre dolorosa?

Todo comenzó con la instalación de una campana donada por una familia de la localidad. Esta nos llamará cuando haya algún acto o celebración en su ermita.

Seguimos con el arreglo del paseo que nos lleva hasta su casa, la ermita de la soledad. Se adoquinó, se plantaron árboles y plantas y se iluminó.

Construimos “El mirador del Encuentro”, con piedras abandonadas por nuestro pueblo que son el fiel reflejo del paso de la historia por el mismo. En él, nos pararemos para disfrutar cuando se encuentra la madre con su hijo el domingo de Resurrección. Que preciosa estampa, cuando porta en sus andas a los niños de nuestro pueblo.

Después pasaste una temporada en la iglesia San Juan Bautista, el tiempo necesario para reparar tu ermita. Cambiamos el suelo, pintamos, instalamos la luz, arreglamos los exteriores y pusimos el altar mayor que estuvo hace unos años en la iglesia San Juan Bautista y que se encontraba guardado en un almacén municipal.

Durante el tiempo que se estuvo en obras se fue creando la cofradía que lleva su nombre, hoy formada por 197 cofrades, de los cuales 155 son mujeres y 42 hombres. La primera y actual presidenta de la misma es Macarena Antón García.

Para finalizar, con la ayuda de la cofradía, parroquia, ayuntamiento y vecinos del municipio, hemos acometido la restauración de las 2 imágenes que comparten ermita, La Virgen de la Soledad y Santa Ana. La empresa encargada de la restauración ha sido el Taller de Restauración Arte Valladolid (AVA) de Simancas y el importe de la misma: 3.363’80 €.

Con todo esto cerramos los trabajos realizados en una zona de Fresno el Viejo quedando para no dentro de mucho tiempo poder terminar la otra parte del camino que nos lleva hasta la ermita de La Soledad.