14 May

Fresno el Viejo crece como destino turístico

Fresno el Viejo crece como destino turístico

¿Podrá asentarse Fresno el Viejo como el destino elegido por muchas familias para pasar un agradable día, o quizás un acogedor fin de semana?

Esperemos que no sea flor de un día y que poco a poco el nombre de Fresno el Viejo sea conocido además de por su Viacrucis Juvenil, sus pastas de la Tía Melitona o sus fiestas de San Agustín, por ser ese Nuevo Lugar que descubrir.

Últimamente los visitantes se cuentan por decenas los fines de semana no sólo en las inmediaciones del Zoo la Era de las Aves sino también el Aula de la Naturaleza y en la Bodega de Plastilina. El plan puesto en marcha desde el Ayuntamiento y la Oficina de Turismo de la localidad en colaboración con La Era de las Aves va dando sus frutos y son numerosas las asociaciones que nos eligen como destino a visitar. Podría decirse que el primer paso está dado, esperemos que los siguientes nos traigan más visitantes, más ingresos y más empleo.

Llama mucho la atención las impresiones causadas a los visitantes que afirman que “cómo un pueblo tan pequeño puede tener tantas cosas” y sobre todo la satisfacción de verles disfrutar de lo que aquí tenemos.

La oferta turística es amplia, el Puzzle de Experiencias da la posibilidad de conocer todos nuestros recursos a pequeños grupos y la oferta conjunta de zoo y cañada natural acerca a colectivos y asociaciones a la localidad.

Y si alguien pregunta qué hacer en Fresno el Viejo, vente que nosotros te lo contamos… Pasea por nuestras calles y contempla la majestuosidad de la iglesia mudéjar San Juan Bautista, rememora nuestra cultura, tradiciones y oficios de antaño en el Museo Etnográfico de Antaño a Hogaño, tómate un descanso en las zonas verdes de La Vega o el Parque del Quinto, degusta la repostería artesana de la Tía Melitona, convive con los animales del zoo La Era de las Aves, date un homenaje gastronómico en el Mesón Rural, conoce nuestro entorno, el que se divisa desde el Mirador, en el Aula de la Naturaleza para después descubrir cómo se elabora el vino en La Bodega de Plastilina, disfruta del ambiente de nuestros bares y date un paseo hasta la Ermita de la Soledad antes de descansar de una fascinante jornada pernoctando en La Casita Spa Muiller o en la Casa Rural La Cañada, y de regreso a casa llévate un recuerdo de Fresno de la tienda de artesanía La Fanega. En definitiva, ven a Fresno el Viejo, un nuevo lugar por descubrir.